RUMMU: UNA CÁRCEL, UNA CANTERA Y UNA CHINCHILLA

Invadimos Rummu, localidad a algo así como hora y media de Tallin, la capital de Estonia. Con apenas 1000 habitantes y en su mayoría de origen ruso (el país se caracteriza por este tipo de predominancia); una cárcel y una cantera atraen miles de turistas al año.

CÓMO LLEGAR

Es bastante simple. Desde el centro se pueden tomar varias opciones de bus (el 146 o 148 por ejemplo) y el precio del ticket es de €3 por tramo, o sea, €6 en total ida y vuelta. Hay opciones más o menos cada 20mins y el último bus de regreso a Tallin sale a las 21hs.

Arquitectura clásica del interior de Estonia.

Fachada de una casa.

Calle en Rummu.

LA CÁRCEL Y LA CANTERA

Combinación extraña, ya sé. En Rummu, existen tanto una prisión común y corriente, como otra submarina – Murru – y una cantera, ahí una al lado de la otra. La primera, se construyó en 1938 durante los años soviéticos de Estonia. La segunda, que siempre estuvo ahí, se utilizaba para mantener a los prisioneros “ocupados” siendo una opción rentable en esa época la extracción de piedra caliza.

En 1991 con el resurgimiento de la república, el interés en la industria minera cesa, dejando a la cantera y su actividad prácticamente abandonadas… El bombeo de agua se detuvo y el lugar se inundó formando un lago y dejando a Murru parcialmente sumergida.

Rummu no se inundó y funcionó hasta el 2012 con 7.000 prisioneros. Años después, todo el complejo se puso a la venta y los internos fueron trasladados a otro lugar. Hoy, la cárcel y la cantera son propiedad privada, y hasta hace un tiempo, uno tenía que entrar aquí de forma ilegal para poder apreciar el bizarro espectáculo.

Se habilitó un Adventure Center para disfrutar de varios deportes acuáticos, incluido el buceo por la prisión bajo agua. El acceso es de €3 y uno puede estar dentro todo el día, simplemente disfrutando de la vista o hasta tomando un expreso en su cafetería. Todas las actividades extra tienen precios diferentes.

Entrada al Adventure Center. Desde ahí se pueden ver los muros de la cárcel.

Parte de la costa con la vista de Murru sumergida.

Murru sumergida. Aunque no parezca, es re profundo.

Vista desde la cantera.

Vista de la Chinchi desde la cantera.

Cabe mencionar que cualquier visitante puede chapotear tranquilamente por el lugar. Personalmente, no lo hice porque tenía FRÍO. La próxima sí o sí con algún trajecito de neopreno re chic.

LA CHINCHILLA

Moneando dentro de la cantera.

Oh, hi.

Hice esta foto antes de saber que esa es la pose de LA ROSALÍA! Yo quería mostrar mis mangas largas nomás.

Ven?

Champagne soviético (?!) comprado en un súper del pueblo.

Dejá Tu Comentario