LOCALIZÁTE: LA CASITA DE PIRÍ EN CHOLOLÓ

Finde largo y quiero aprovechar para compartir mi aventura cumpleañera por acá. 

Cumplí 29 años el 27 de abril. Los 29 del 27. Quise escaparme de la ciudad y una búsqueda literal de “Cabaña Arroyo Paraguay” en Google me llevó a descubrir La Casita de Pirí en Chololó.

Rut y Fran, amigazos en lo profundo, fueron junto conmigo los protagonistas de este viajecito express.

Merienda picnicosa. Horario: Sunset.
Rut.
Fran (y Hedi).

A más o menos de 90kms de Asunción (algo así como 2hs manejando) y en el departamento de Paraguarí, está Chololó, una comunidad que debe su nombre al ruido que hace el agua al correr entre las piedras, teniendo claramente, como principal atractivo un súper arroyo. 

Para dar con la casita, simplemente escribimos al WhatsApp (ay, la tecnología) un miércoles ya pasado el famoso horario laboral y reservamos 2 noches, las del jueves y el viernes. María, la encargada de las cabañas nos atendió con la mejor de las ondas, organizando nuestra llegada.

Para poder ir, solo basta con hacer una transferencia bancaria con el monto de la primera noche y pagar la diferencia una vez en la cabaña.

Noche 1. Hay velas para hacer todo más romántico (?)

Cada noche de hospedaje cuesta Gs. 80.000 por persona y uno tiene la opción de quedarse en 3 cabañas distintas, con habitación, baño y cocina independientes. Lo único que varia entre cabaña y cabaña es el número de habitaciones y camas. Todas están unidas a un quincho hermoso con hamacas (para adultos y niños), una mesota de madera con sus banquitos, una parrilla, un lavadero y otro baño independiente. Per-fec-to.

Plus: Si no querés pasar la noche ahí, no hace falta. Pagando Gs. 30.000 podés pasar el día en la propiedad, usar el quincho, pasearte por el bosquecito y chapotear en el arroyo.

Party Hard en Chololó.

Dentro de cada cabaña, todas las comodidades. En la habitación encontramos libros que hicieron nuestra estadía: poesía inglesa, alemana e italiana, filosofía clásica y mucho más. La cocina, toda equipada; heladera, hornallas, horno, ollas, cubiertos, etc, etc, etc. Ducha eléctrica con calefón. Un chichecito.

Los libros.
Cocinamos alto guiso.

Plus: La estadía incluye desayuno. Café, cocido, pancito y el clásico dulce de guayaba. 

El desayuno (tuneamos al de María).

Plus: Llevamos vino sin sacacorchos. Campeones. Le preguntamos a María si por las dudas tenía uno y a la mañana siguiente encontramos en bolsita cerrada un perfecto sacacorchos en la mesa del quincho con el desayuno. Amarla.

Plus: Hay sombreros pirí por todas partes, y podés usarlos sin drama.

Como acá.

weY ahora lo mejor. La propiedad en sí es gigantesca y podríamos decir que se divide en 4 partes. 

La primera, las cabañas con el quincho. La segunda, una especie de explanada con cocoteros hermosos y una hamaca para chillear como villano; la tercera, un bosquecito que conduce al arroyo, y la cuarta, claro está, el arroyo que tiene además un espacio para sentarse y hasta una parrilla de material del otro lado. 

Pasto radioactivo.
El sendero hasta el arroyo a aproximadamente 300mts del quincho.
El arroyo bebé.
Un bebé en el arroyo.

La temperatura del agua es relativamente fría (aunque yo soy medio cadáver y cualquier viento me congela), pero para nuestro terrible calor es genial. El arroyo en sí está en su mayoría cubierto por árboles y vegetación por lo que en muy pocas partes entra (o molesta) la luz del sol. Y conforme pasa el día, todo alrededor se vuelve más fresco.

Agua fría, fría.
Eat your fruits.
Relativamente playo, máximo se hunden las rodillas (que son en realidad las galletas de las personas de altura normal).

Plus: María está siempre pero sin vigilar, ni molestar, ni invadir, ni nada. Amarla más.

Las fotos son en su mayoría de Rut, todas sacadas con el celular.

GASTOS POR PERSONA (3)

Estadía – Gs. 160.000.

Comida (cheta y mucha) – Gs. 150.000.

Combustible – Gs. 50.000.

Sunset sin y con lente de sol.

CÓMO LLEGAR

Lo más fácil y rápido es teniendo la ubicación de WhatsApp. 

Pero por las dudas acá les dejo cómo. La ruta es básicamente Paraguarí-Piribebuy.

Hedi posando.

QUÉ LLEVAR

  • Comida rica para cocinar, si sos de esos.
  • Frutas, sí o sí.
  • Repelente (no fue increíblemente necesario, pero nunca está demás).
  • Protector solar.
  • Tereré/mate (duh).
  • Mantita para el pasto.
  • Traje de baño (sí o sí arroyeás).
  • Toalla extra (había una por persona pero preferimos no mezclar las de baño con las del arroyo, capaz si se piden más María lleva sin drama, pero no puedo asegurar esto).
  • Juegos, cartas, etc, etc, etc (surge todo).
  • Abrigo (la primera noche casi morimos jaaaaaaaa).

Eso es todo lo que se me ocurre por el momento. 

Chinchilla chinchilling.
29 no te tengo miedo. Bueno, un poco.
Amanecer.

Con esa última foto sé que les convencí. De nada.

Leave Your Comment