#ENCENDÉLOQUESOS EN BOSNIA Y HERZEGOVINA – ROADTRIP

Seguimos dando vueltas por Bosnia Herzegovina junto a Encendé Lo Que Sos y esta sin lugar a dudas, es una de las historias más épicas del viaje. Mostar, fue mi primera parada dentro del país y allí, invadiendo la Sniper Tower, se decidió en 5mins lo que vendría después. 

Conocí a Daniel, Albie y Tammy arriba, a los que les conté mis ganas de visitar Blagaj, otro pueblito a más o menos media hora de ahí. Quería ir en bus (eran las 5 de la tarde) y volver de noche porque al día siguiente tenía que estar en Sarajevo. Una vez abajo, Albie sugiere alquilar un auto entre los 4 e ir de excursión no solo a Blagaj, si no que a Počitelj y a Kravice, las cataratas. Mi cabeza explotó ahí mismo y dije que sí. Sarajevo podía esperar un día más. Cambié mi ticket, volvimos al puente, cenamos y nos preparamos para el día siguiente (previa farra en el hostel).

Alquilamos un mini autito que se portó de mil maravillas, después de que Albie descubrió al fin cómo poner en reversa. Salimos alrededor de las 9am hacia Blagaj, felices como perdices. Lo que encontramos al llegar fue más lindo que cualquier tríptico turístico.

El monasterio Tekija, donde nace el Río Buna.
La naciente del Río Buna frente al monasterio.

La atracción principal del pueblo es esta esquinita hermosa, con el monasterio y muchos lugares para comer mirando el agua. El monasterio, que en realidad es una especie de mezquita, se construyó en 1520. 

Además, subimos (escalamos) hasta el Stjepan Grad (o Fuerte de Blagaj), mi actividad preferida de todooooo el recorrido. Sin desperdicios. A 266mts de altura, uno puede ver desde las ruinas del fuerte al pueblo entero y todo alrededor. Momento Rey León con “Todo lo que toca la luz es nuestro reino”

Subiendo al fuerte. Los árboles de granada están por todas partes. Las viejitas bosnias fumando en sus balcones, no.
Subida al fuerte.
A los pies del fuerte.
Después de una subida de más o menos 40mins con los exploradores en cuestión.
Vista desde arriba en el punto más alto del fuerte.
Chillin’ like villains.
Otra gran vista.

Continuamos nuestra expedición bosnia yendo hacia Počitelj, otro pueblito pintoresco. Allí, almorzamos y visitamos otra mezquita porque más allá de lo hermoso del lugar, tampoco había mucho por hacer.

Entrada a Počitelj.

Barrigas llenas y oraciones hechas (¿?), continuamos hacia la última atracción del día: las cataratas de Kravice. Recuerdo al llegar haber dicho que eso era lo único que me hacia acordar a mi hogar. El olor al agua, la humedad y la casi selva tropical que tenés que atravesar para llegar al lugar. 

Con 25mts de altura, y escondidas detrás de muchísima vegetación, llegamos a las cataratas. En verano, el lugar es apto para bañarse y les aseguro que es mejor que cualquier playa.

Las cataratas de Kravice.

Considero haber escrito lo suficiente sobre este trip, así que ahora, sin más preámbulos el resumen del día:

 

Esta es la penúltima entrega antes de despedirnos de esta aventura por los balcanes, la siguiente es en Sarajevo, la capital del país y también tiene como protagonistas a Daniel, Albie, Tammy y otras personas más. Nos leemos en breve.

 

El post, el video y hasta el combustible del trip fueron presentados por

 

 

Leave Your Comment