5 RAZONES PARA VISITAR (Y AMAR) RÓTERDAM

Róterdam es genial. Después de Ámsterdam y ahí nomás con La Haya, es una de las ciudades más importantes de Holanda. Con poco menos de 700.000 habitantes y el segundo puerto más grande del mundo, este destino es obligatorio si estás de pachanga por Europa y más aún cerca de la zona.

Personalmente, hasta me animo a decir que me gustó más que la capital, eh. Les explico brevemente y de forma muy buzzfeedsense acá, el por qué.

1 – ARQUITECTURA

Mires donde mires, los edificios son una trompada. La ciudad fue totalmente destruida durante la ocupación nazi y se tomaron muy en serio la reconstrucción, destacándose con honores en el rubro arquitectónico. El puente Erasmus, inaugurado en el 96, es básicamente el símbolo de la ciudad.

Desde el Tram. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Desde el Tram. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
La ciudad antes de cruzar el Puente Erasmus. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Vista de la ciudad desde el Puente Erasmus. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Chinchillin’ like a villain en el Puente Erasmus. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.

 

2 – CALLE

Suena amplio, y sí, es así. Pero acá específicamente hablo de dos zonas de la ciudad: Witte de Withstraat y el Markthal, cruzando el puerto. En la primera, podés encontrar bar tras bar tras bar tras bar, y hacer una especie de pub crawling del caraj*. En el segundo, también (acá fuimos pero llegamos cuando ya se estaba cerrando todo, tengan en cuenta esto a la hora de ir… No existe el humor paraguayo de tengo-hambre-recién-a-las-11-de-la-noche).

Vista de bar un desde otro bar.
Amigo de Wunderbar.

 

3 – ARTE

Art is everywhere. Literalmente. Existen un centenar de museos y galerías, en su mayoría especializadas; además, caminar por la ciudad es un trip artístico ya que chocás (o encontrás en un lenguaje menos coloquial) todo el tiempo con murales, graffitis o hasta incluso carteles que te hacen suspirar.

Caminando por ahí.
Caminando por ahí. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Museo Boijmans Van Beuningen.
Esto en realidad es una especie de “jaula futbolito”. Claramente usamos para otra cosa. Ella es Rut.
Más de la “jaula futbolito” frente al museo. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.

 

4 – VIDA NOCTURNA

Ya sé que mencioné a los bares más arriba, pero estos están llenos de gente desde el mediodía. Los holandeses saben tomar… Y saben divertirse. Ahora bien, si hablamos de boliches, hablamos de bo-li-ches, con todas las letras y las separaciones de sílabas. Por lo general, son espacios bien grandes con varios ambientes y hasta incluso un patio. Hay de todo tío. 

After party de un festival al aire libre. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Un amigo de Bar. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Amén.

 

5 – ESPACIOS VERDES

Dentro de tanto edifico, tanto cemento, es capaz difícil imaginar que la ciudad cuenta con algo de verde. Y sí, una vez más sorprende y para mejor. Parques y jardines estratégicos para visitar solo o en pareja o con amigos o con tu perro si se quiere… Y no son cualquier espacio, son verdaderamente lugares donde se respira otro aire y uno se siente más en calma. Fíjense.

En los jardines de la zona de museos. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
¿Lavanda? Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Sí, compré maquillaje en Kiko. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Torre Euromast desde el Het Park.

INFO EXTRA

Capaz lo que mencione no sea muy, muy, muy relevante, pero sí podría llegar a ser un plus en ciertos casos. Holanda, aunque usted no lo crea, alberga a los hombres más altos del mundo (¡¿ké?!) así que si sos fan de la combinación hombre + altura, este es tu país para disfrutar… a lo grande (turumpish). 

Se ríe él. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.
Mínimo 1.90mts. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.

 

Y… Último pero no menos importante: el cannabis. Sí, en Róterdam también es legal, pero ojo, no es así nomás. Existen lugares específicos para su consumo, se llaman Coffee Shops y ahí uno puede elegir qué variedad comprar (hay mil millones). Por regla, se fuma siempre dentro del mismo local (no es que podés pasearte cual Snoop Dog con tu joint por toda la ciudad) y se arma mezclando con tabaco.

Encontramos un paraguayo dando vueltas por ahí. Su identidad permanecerá en secreto… O algo así.
Identidad secreta… También. Foto: Rut Ortíz. Edición: La Eu.

Yo sé que ya les convencí. Si quieren averiguar precios de tickets, click aquí.

Leave Your Comment