DADAÍSMO EN ZÚRICH: 7 ARTISTAS QUE TENÉS QUE CONOCER

¿Y si hablamos de arte? ¿Sí? Dale.

El dadaísmo, probablemente el inicio del punk, es la corriente artística más subversiva, disidente y revolucionaria dentro del mundo del arte moderno. Es el planeta de Ziggy Stardust y el origen de casi todas las películas de Lynch… O algo así. Comienza “oficialmente” en 1916, con la apertura de Cabaret Voltaire, un espacio de exposiciones, performances y reuniones con jóvenes artistas de Zúrich, dentro de una neutral Suiza. Estos personajes son refugiados de la Primera Guerra Mundial, evento que catapulta un repudio generalizado hacia la sociedad moderna a través de cualquier tipo de expresión artística.

El término nace de un diccionario Larousse abierto de forma random y realmente, significa nada. Tiene bases anti-artísticas, anti-literarias, anti-poéticas y… Anti-todo. Se inclina hacia lo fantasioso y lo dudoso, una fusión entre lo absurdo y lo grotesco. Utiliza materiales inusuales o elementos “no mezclables” (alias, que no deben mezclarse), donde se busca la provocación como principal motor de acción que cuestiona disciplinas básicas como el arte, la literatura, la fotografía, etc, etc, etc…

¿Resumen? Los famosos “contrera”, la oposición, los revolucionarios, los inconformistas, llámenle cangrejo. 

Dentro de Zúrich como lugar de origen, se destacan 7 figuras de distintas disciplinas con un mensaje en común que son:

1- HUGO BALL

Retrato de Hugo Ball.

“Desprenderse del yo como de un abrigo agujereado. Lo que no se puede conservar hay que dejarlo caer”.

Autor, poeta y performer alemán, Hugo fue uno de los pioneros del movimiento dadaísta, así también como de la poesía fonética. En 1916, además de fundar el Cabaret Voltaire, escribe el Manifiesto Dadá, presentado en la velada inaugural. Dentro de sus poesías, usa el concepto de “versos sin palabras” o “poemas sin sonidos” siendo Karawane, su primera expresión y el ejemplo más concreto.

Karawane, poesía fonética – 1917.
Hugo Ball con el “Traje de Obispo”, una de sus performances del Cabaret Voltaire.

“Es necesario que me desprenda de todo mi respeto por la tradición, la opinión y el juicio. Es necesario que borre el texto trémulo que otros han escrito”.

 

2 – TRISTAN TZARA

Retrato de Tristan Tzara.

“Para comprender como nació, es necesario imaginarse el estado de ánimo de jóvenes artistas en Suiza, presos por lo que era la Primera Guerra Mundial. Todo ello cayó en ese semi olvido que la gente llama historia. Pero para nosotros parecía que nunca iba a acabar”.

Poeta, ensayista, performer, periodista, dramaturgo, literario, crítico de arte, compositor, director de cine, ere erea hdp rumano. Co-fundador del movimiento y el cabaret junto con Ball, escribió los primeros textos dadaístas como “La Première Aventure celeste de Monsieur Antipyrine” y “Vingt-cinq poèmes”.

Portada de la primera edición de “La Première Aventure celeste de Monsieur Antipyrine” de 1916.
Performance en el Cabaret Voltaire con prendas diseñadas por Sonia Delaunay.

El pensamiento se hace en la boca.

 

3 – HANS (JEAN) ARP

Retrato de Hans Arp.

Buscábamos un arte elemental que curara a los hombres de la locura de la época, un nuevo orden que reestableciera el equilibrio entre el cielo y el infierno.

Escultor, pintor, poeta y artista abstraccionista alemán medio francés (nació en Estrasburgo cuando pertenecía a Alemania, hasta que Francia se quedó con el territorio y obligó a Hans a usar Jean como nombre oficial, el mismo pero en francés). Fue otro de los miembros fundadores del movimiento y su legado más representativo es el uso de las formas orgánicas en madera, como parte del propio canvas.

Relieve – 1916.
Hans Arp en su estudio en L’Aubette, Estrasburgo – 1926.

Sólo cuando no me queda nada que cambiar busco lo que quiere decir, y le doy nombre.

 

4 – HANS RICHTER

Retrato de Hans Richter.

La comprensión de que la razón y la anti-razón, el sentido y el sin sentido, el diseño y la oportunidad, la consciencia y la inconsciencia, pertenecen juntos como partes necesarias del todo; este era el mensaje principal de Dadá.

Pintor, artista gráfico, vanguardista, director experimental y productor alemán. Como uno de los fundadores del movimiento, creía que el deber del artista era permanecer políticamente activo, oponerse a la guerra y apoyar a la revolución. Su film “Rhythmus 21” de 1921 es considerado precursor del cine abstracto.

Retrato Visionario – 1917

Crear la visión de la armonía de lo desigual, equilibrar las variables infinitas, lo caótico, las contradicciones; en una unidad.

 

5 – EMMY HENNINGS

Retrato de Emmy Hennings.

Mi corazón pertenece a Dadá.

Poeta, performer, modelo, actriz, pintora y cantante alemana. Con sus presentaciones musicales se convirtió en lo más popular del Cabaret Voltaire, y fue conocida por una canción que ella misma denominaba autobiográfica: “No tengo carácter, sólo hambre”. Parte de su repertorio consistía, además de cantar, en titiritería y baile de músicas compuestas por Hugo Ball, su esposo. 

Es “curioso”, pero casi toda la info que existe sobre ella está en alemán (sin traducir, increíble para este 2017) o fue perdida en el anonimato a causa del brote de catolicismo tardío de Ball, ya que previamente Emmy había trabajado como prostituta y cumplido una corta condena en la cárcel.

Emmy en su performance “La Araña que dice la verdad” – 1915.
Hugo y Emmy – 1918.

Dancer

To you it’s like I’m marked, my name
just one on the list of the dead.
Too gone to sin in many ways,
I slowly drag through life’s old game,
anxiety in every stride.
My very heartbeat’s sick,
and it grows weaker day by day.
The angel of death now stands inside.
I dance until I’m out of breath —
I’ll soon be in my grave —
I know I’ll have no lover then —
so kiss me until death.

 

6 – MARCEL JANCO

Retrato de Marcel Janco.

Cuando empezamos en Cabaret Voltaire, estaba seguro que habían otros jóvenes en Suiza, quienes como yo, no sólo querían disfrutar de su independencia sino que también dejar una prueba de ella.

Artista visual, arquitecto y teórico de arte rumano. Otra figura fundadora que además del movimiento dadaísta, fue precursor del Constructivismo en Europa del Este. Co-editor de la revista Simbolul junto con Tzara e Ion Vinea, contribuyó de forma constante en pinturas y escenografías en la literatura dadaísta de autores como Tzara..

Baile en Zúrich – 1917.
Portada de la primera edición de Simbolul, ilustrada por Marcel.

Todavía me siento muy cerca a Dadá, al verdadero, el que al final defiende siempre las fuerzas de la creación, instintivas y frescas, coloreadas por el arte popular que uno encuentra en todas las personas.

 

7 – SOPHIE TAEUBER

Retrato de Sophie.

Pintamos sobre bordados e hicimos collages. Todos estos trabajos realizados a partir de formas muy simples y probablemente los primeros ejemplos de arte concreto. Estas obras son realidades puras e independientes sin sentido o intención cerebral. Rechazábamos el mimetismo y la descripción, dando rienda suelta a lo elemental y espontáneo. 

Hans Arp sobre el trabajo colaborativo con Sophie, su esposa.

Artista, escultora, pintora, diseñadora textil, de interiores y de muebles, arquitecta y bailarina suiza. En 1915 conoce al artista dadaísta Hans Arp (pocos años después se convertiría en nada más y nada menos que su esposo) y comienzan a realizar obras en conjunto. Es considerada una de las figuras más importantes del arte concreto y la abstracción geométrica dentro del siglo XX.

Sin Título – 1918.
Sophie y su hermana, Erika Schlegel, en disfraces nativos diseñados por la artista en 1922.

“El círculo, más que ninguna otra forma, muestra la fuerza tranquila de mi carácter autónomo”.

 

Esta entrada y el conocimiento y las obras y los artistas son presentados por

 

 

Leave Your Comment