5 ACTIVIDADES PARA MATAR EL DOMINGO

No sé por qué regla de tres todos odiamos los domingos. Capaz por ser la eterna previa al lunes, capaz por la tremenda resaca del sábado, o capaz por asociarlo con “día de reflexión” y uno se queda ahí mirando el techo víctima de la ansiedad… Todo lo anterior me pasó, y probablemente también a ustedes. Aún así, también tuve domingos geniales, y siempre terminaron siendo los más inesperados. Por eso, el grupo de expertos del blog (o sea, yo) quiso mostrar algunas actividades random de las que disfrutar un domingo cualquiera e intentar ganarle un poco a la mala onda generalizada del día.

Cabe recalcar que para esta expedición tuve el agrado de ser retratada por la experta lente de Mau Moreno, otro súper artista que se suma a la familia de la chinchilla.

Y ahora, sin más preámbulos, acá tenemos 5 formas de MATAR (en el concepto más buena onda que se pueda) cualquier domingo.

1 – EN LANCHITA POR LA BAHÍA

Primer destino, la costanera y antes de que se pongan a gritar por lo trillado, les comento que desde acá uno tiene la opción de pasear en lanchita (o hasta catamarán si son más pacientes) por toda la bahía. 

Los barquitos están en la playita y basta sólo con acercarse a uno de los 14 guías allí. Mau y yo nos encontramos con Wil, un simpático señor que me preguntó por qué tengo el pelo tan corto (pero esa es otra historia). 

Nuestro amigo Wil y yo. No sé qué estábamos apuntando.

El paseo viene en dos categorías: la express y la deluxe (nombres que acabo de inventar porque suenan más cool), donde la primera tiene una duración de 10 minutos y cuesta Gs. 10.000 por persona y la segunda, media hora y sale Gs. 25.000, este recorrido es más extenso con salida al Río Paraguay. Las lanchitas están disponibles todos los días, incluso feriados, de 9:00 a 17:00hs. 

“Dale Andrea, posá cool”.
“Ok, ahora normal”.

 

2 – ROLLERS BABY

Y seguimos por la costanera, pero esta vez en rollers. Sí, ya sé que entendieron con el título. Acá entran en acción los chicos de Pysyry Rollers, donde pysyry significa literalmente deslizarse con los pies, o sea, patinar. Son un grupo organizado (nada criminal) de rolleros con el objetivo de impulsar el deporte de una forma más unida desde abril del año pasado. 

Sus días religiosos de encuentro son los martes y los jueves a las 19:30hs en la Plazoleta Central y llegan más o menos a las 20 personas fijas con cada encuentro. Y este domingo pueden encontrarles a partir de las 15hs allí mismo. 

Mi gear correctamente comprado en una tienda de segunda mano en Francia. Pagué 11 euros por todo, rollers incluidos.
Safety first (¿?)

En lo que va de la organización, cuentan con dos paseos anuales, el de la ruta Luque-Sanber en febrero y el Paseo de los Héroes, por el Día de la Independencia. Para más detalles, pueden contactar su fanpage o cuenta de Instagram, y ahí les tiran la precisa. 

Más payasa que deportista.

 

3 – SLACKLINE EN LA PLAZA 

Slack…what?! Slackline. Si nunca jamás leyeron esta palabra, ingresen a este link informativo. Y sí, es un deporte de equilibrio en el que se usa una cinta que se engancha entre dos puntos fijos, generalmente árboles, y se tensa.

Existe un grupo reducido e itinerante de personajes que practican esta actividad los findes como hobby/deporte/desafío (yo caí en la última categoría), en distintos puntos de la ciudad. En esta ocasión, nos encontramos en la Plaza Uruguaya con Sergio y Paulo, chicos a los que podríamos denominar como practicantes regulares… O algo así. 

El campamento slack en la plaza.
Sergio y sus pies superpoderosos.
Paulo y su pose yogi (?)

Si les interesa la actividad, pueden contactar con cualquiera ellos y ahí les tiran las coordenadas para la próxima práctica. Si no se juntan en la plaza, también están por el Parque Seminario o el Jardín Botánico

Recomendaciones del experto. Nótese que estoy descalza. O mejor no.
Magiaaaaaaaaa.

 

4 – MERIENDA EN DONCA

Donca es una de las tantas joyitas del centro asunceno. Básicamente, un café que sirve donas como especialidad. Una locura por dónde se mire y más todavía con esta racha de frío que estamos experimentando. El lugar es un cálido y cuenta con dos salones para clientes, el de la entrada, capaz si estás más de paso y el del fondo al final del pasillo, para una onda más íntima solo o con amigos. 

Pedí dos donas (porque una nunca es suficiente), la de crema pastelera con topping de chocolate y la red velvet. No sé cuál me gustó más. Mau pidió un milkshake gigante que viene con una dona arriba de remate, li-via-ni-to. 

Hola donas bebés. Les amo.

El local está abierto de martes a domingo y sus horarios de atención van entre semana de 10:00 a 19:00hs y los findes de 14:00 a 20:00hs. Tienen también servicio de delivery, pero acuérdense que la onda es salir de la cueva… Además, Indira les atiende con la mejor de las sonrisas.

Mi mejor deporte.

 

5 – CINE EN BARBARELLA

Y si sos del tipo más colgado que se despertó tarde, que estuvo mucho tiempo en el asado familiar o que simplemente “se le pasó”, Barbarella (otro lugar que amamos mucho) ofrece, además de noches con música intergaláctica, funciones de cine todos los domingos a las 20:30hs.

Y ojo ¡eh! Porque no estamos hablando de cualquier película… Hasta el momento, la lista de títulos presentados es más que genial, con súper clásicos como Raging Bull y Mean Streets, cine de culto como Dr. Strangelove y Vivre Sa Vie (peli que nos tocó al ir) y animación ñoña como Akira y Nausicaä. Todo esto acompañado por el increíble menú de la casa (en serio, todo es rico y hay mil opciones veggies). 

Las pelis se proyectan en el salón de adentro en un ambiente súper privado.
¿Ven?

Este domingo pasan Vertigo de Hitchcock. A no perderse. Detalles del evento acá.

\

Esta entrada más las fotos más las actividades fueron presentadas por

Leave Your Comment