REIKIAVIK A HJALTEYRI (O CÓMO VIAJAR A DEDO)

No dejen que esos nombres raros les asusten. Reikiavik, como probablemente ya se habrán imaginado, es la capital de Islandia, país allá bien arriba en el mapa. Y Hjalteyri… Bueno, podría definirse como un pueblo perdido de la isla, a unos 381km de la ciudad.

Descubrí ambos lugares hace 3 años, en mi época de mochilera (sí, tuve esa época). Con un vuelo de EdimburgoEscocia – hasta Kleflavík – aeropuerto internacional de Islandia – una amiga y yo llegamos a destino (el vuelo salió algo así como 100 dólares con esta simpática aerolínea). Una vez allí y pasados varios días en Reikiavik, decidimos que necesitábamos (de necesidad, real) ir hasta Akureyri en el norte y hacer Whale Watching (¿avistamiento de ballenas en español?) como la gente.

Islandia es famosa por estar básicamente desierta ya que su población no excede los 325.000 habitantes. Y créanlo o no, no se conocen entre todos… Pregunté.

EL DESAFÍO

¿Cómo iban a llegar hasta allá dos mochileras tacañas? La distancia era considerable y también el precio de los tickets de bus.

En general, se trata de un país caro, pero con algo de astucia (y muchísima caradurez) uno puede viajar cómodamente. Un pasaje en ómnibus hasta Akureyri desde Reikiavik cuesta alrededor de 160 dólares ida y vuelta (¡más que en avión!)… Así que gracias a nuestro host de Couchsurfing y sus sabios consejos, nos animamos a emprender el viaje a dedo.

On our way to Akureyri on board of the first car.
Camino a Akureyri desde el primer auto.
We saw some wild horses along the way. Aw! <3
Vimos algunos caballos salvajes en el camino. ¡Aw!

VIAJAR A DEDO EN ISLANDIA…

Si están preocupados por su seguridad, tranquilos, puedo garantizarles que nada malo va a pasar mientras suben y bajan de autos con desconocidos a través de magníficos paisajes… De verdad. Una vez dicho esto, sí existen otros factores a considerar antes de emprender una aventura desde lo más íntimo de sus corazones con sed de descuento.

Bien, ya establecimos que en Islandia no hay mucha gente así que si van a recorrer casi 400kms dependiendo exclusivamente de la bondad de extraños, sepan que esta es una misión de alta dificultad. La amenaza real en este caso es la probabilidad de que ningún auto pase por horas. Sí, uno puede manejar por más de 15 minutos viendo nada más que la nada. Ni una casa, ni una granja, ni un alma aparte de la tuya y la de los espíritus encarnados por Tolkien y su Tierra Media (o capaz este sea un delirio por no hablar con nadie hace ya bastante).

Nothingness Part 1
La Nada Parte 1.
Nothingness Part 2
La Nada Parte 2.

¿Y les conté que en Islandia hace frío?

Nothingness Part 3
La Nada Parte 3.

LO ESENCIAL 

  1.  Viajar ligero. Nunca se sabe a qué tipo de auto van a estar subiendo o cuánta gente va a haber dentro. Así que no sean pasajeros insoportables golpeando al chofer con sus mochilas gigantes.
  2. Usar ropa abrigada. Esta es más advertencia que consejo. Islandia tiene el clima más cambiante del mundo (más que nosotros, en serio). La gente local se burla de esto y dice que si necesitás hacer algo urgente pero empezó a llover, ni te preocupes porque para en 5 minutos. Así que necesitan estar listos para estos cambios. Otra cosa fundamental: pilotín de lluvia (mi amiga y yo terminamos envueltas en una bolsa o algo así).
  3. Llevar siempre algo de comida. No un guiso casero pero si capaz algún sándwich de queso. Van a necesitar recargar energías después de 6hs en ruta y les aseguro que no hay ningún McDonalds cerca. Chocolate tampoco es mala idea, ya que pueden compartilo con el chofer y va a ser un gesto súper lindo.
  4. Ser amigables. La gente que tiende a parar y ayudar a “hitch hikers” es curiosa y le interesa saber qué rayos están haciendo ahí en el medio de la nada. Compartan lo suficiente y pregunten lo suficiente. ¡Y no se olviden de dar las gracias!

DESDE AKUREYRI A HJALTEYRI

Ya les conté que mi amiga y yo hicimos Couchsurfing en Reikiavik, así que era bastante obvio que volveríamos a lo mismo en Akureyri. Nuestro host ya nos esperaba en la ciudad.

We made it! After 4 cars and 9 hours! This is Akureyri from the top of a hill.
¡Llegamos! ¡Después de 9 horas y 4 autos! Vista de Akureyri desde una colina.
And this is what the residential area looks like.
Y así es como se ve el área residencial.

Pero lo que no sabíamos (ni preguntamos) es que él en verdad vivía en un pueblo de las inmediaciones, de nombre “Hjalteyri”.

Rainbow on our way to magical Hjalteyri.
Arcoiris de camino a la mágica Hjalteyri.

El pueblo está a 17 minutos en auto desde el centro de Akureyri, 20kms más al norte. Está al este del fiordo Eyjafjörður. ¿Y qué es un fiordo? Bueno, según Wikipedia, es una estrecha entrada de mar formada por la inundación de un valle excavado o tallado por acción de glaciares (ultra copy paste). Y hasta allí fuimos… Coincidentemente, en esta misma estrecha entrada las ballenas descansaban todos los veranos.

View of the fjord from the fjord… Fjorception.
Vista del fiordo desde el fiordo. Fiordoception.

PUEBLO SURREAL

El pueblo (o barrio si tienen ganas) tiene 43 habitantes y aún menos casas. Fue consagrado como villa pesquera ya que alberga uno de los puertos más importantes de la región. Hay una fábrica de harina y aceite de arenque que hoy día es centro cultural con instalaciones y exhibiciones de todo tipo. Cuando fuimos, había una clase de franceses presentando la muestra de su graduación… Random af.

Houses from the village.
Casas del pueblo.
Hjalteyri’s pier to… Nothingness.
El muelle de Hjalteyri.
Part of the port and the Factory, now Art Centre.
Parte del puerto y la ex fábrica.
Hjalteyri’s lighthouse.
El faro.

Hjalteyri también es conocida por su buceo, ya que el área tiene puntales geotérmicos ahí cerquita de la costa. ¿No son tan aventureros? No se preocupen, al lado de la fábrica y frente al mar, ¡hay una bañera con agua caliente natural! Estar dentro de esa bañera califica como Top 3 de mejores experiencias, y les explico por qué.

View of town from our CS host’s house.
Vista de la villa desde la ventana del host.

LA BAÑERA MÁGICA

Nuestro host era el capitán de un barco de Whale Watching, así que él sabía todo acerca de lo que nosotras queríamos ver y conocer. Nos contó sobre la bañera en la costa, nos prestó unos binoculares y nos dijo “vayan a divertirse”. Y lo hicimos, nos quedamos allí un par de horas, disfrutando de la vista y tratando de divisar al menos una cola de ballena.

A very artistic me inside the bathtub.
Una Andrea muy artística dentro de la bañera.
That’s our whale there!
¡Una ballena!
A much more realistic me on the whale watching boat thinking… “What a great journey”.
Una Andrea más real muriendo de frío en el barco de Whale Watching.

Hjalteyri es tan mágica como el resto de Islandia. Pero en este lugar, en este pueblito en el medio de la nada, fui feliz.

 

Leave Your Comment