TOKYO: 8 LUGARES PARA PERDERSE POR PRIMERA VEZ

Empecemos por lo básico. Tokyo es inmensa, de verdad. Con más de 13 millones de habitantes, la capital se supera a sí misma todos los años. Al contar con 23 barrios y otra veintena de ciudades alrededor, Tokyo ofrece un abanico (turumpish) de zonas y actividades de lo más variadas para turistas y lugareños por igual.

Si bien existen miles y miles de lugares para ver y visitar como buen outsider occidental, esta pretende ser una guía básica tanto para personas que sueñan hace años con pisar tierras niponas, como para las que no conocen mucho y buscan sorprenderse en sus próximas vacaciones.

Jaa, ikimashouka? (o en español “bien, ¿vamos?”)

1 – ASAKUSA: LO TÍPICO

Los de presupuesto más apretado, encontrarán a Asakusa como lugar ideal para hacer base. Dentro del barrio de Taito y cerca de muchas de las principales atracciones de la ciudad, este distrito es un buen punto de partida, al ser sumamente pintoresco y económico en comparación a otros puntos de Tokyo. Aquí además se encuentra uno de los templos más populares e importantes de toda la ciudad, el Senso-ji; donde miles de personas atraviesan sus puertas todos los días buscando conectarse e interiorizarse con su lado divino.

El Dato: La feria antes de llegar al templo con souvenires típicos que van desde maneki nekos hasta kimonos bordados. Y los pasillitos cerrados con restaurantes de ramen à la Naruto.

Tokyo Asakusa
Entrada al Templo Sensoji.
Tokyo Asakusa
Estudiantes salidos de un animé ingresando al templo.
Tokyo Asakusa
Yours truly, posando desde el Parque Asakusa.

2 – AKIHABARA: LO ÑOÑO

¡¿Y quién no escuchó hablar de esta mega zona comercial donde los más nerds pueden encontrar desde tecnología y gadgets hasta animé y robótica?! Así es, Akihabara es todo eso y mucho más. A menos de 3km de Asakusa, es imposible resistirse a recorrer un par de horas sus interminables edificios llenos de merchandising que por algún motivo necesitás en tu vida. Si querés completar la visita y te sobran algunos yenes después de comprar muñecos de Dragon Ball, pegáte una vuelta por el Tokyo Dome, el estadio más icónico de Japón (que además tiene un parque de diversiones ahí al lado).

El Dato: Los Maid Café son una parada obligatoria. No importa que no se entienda nada de lo que pase ahí adentro, nunca otra experiencia va a ser así de rara. ¿Cómo ubicar uno? Fácil, las chicas disfrazadas en las calles son sus “promotoras”, háganles caso y ya. De nada.

Tokyo Akihabara
Akihabara de noche.
Tokyo Akihabara
Promotora de algún Maid Café en Akihabara.

3 – HARAJUKU: LO FASHION

Williasmburg un poroto frente a esta zona über cool de Tokyo. Dentro del barrio de Shibuya, uno de los más high end de todo Japón junto con Minato y Chuuo; Harajuku se destaca por ser el punto de encuentro de la gente joven y… bueno, extravagante. Un festín para la vista, los estilos más diversos comulgan en estas calles con tiendas especializadas de productores cuasi artesanales, donde ni una remera es igual a otra. Otra zona interesante, es la del mismo centro de Shibuya, donde las mejores tiendas internacionales y los mejores clientes del mundo pasean lado a lado con su Louis Vuitton de temporada.

El Dato: Al salir por el acceso principal de la Shibuya Station pueden encontrar a la estatua de Hachiko. Sí, ese perro que tanto amamos. ¡Ah! Y siempre miren los canastos de ofertas, siempre. Sin miedo.

Tokyo Harajuku
Lluvia en Harajuku.
Tokyo Harajuku
“Tokyo: Una remera cuesta más que tu alquiler”.
Tokyo Harajuku
Producción de moda en Harajuku.

4 – CHIYODA: LO CULTURAL

Mientras uno camina por el barrio de Chiyoda tiene la impresión de haber encontrado la versión más “normal” de Tokyo, con embajadas, edificios y tiendas que nos tranquilizan después de tanta cosa freak… Sin embargo (claro), todo esto se desvanece al entrar al East Garden, jardín que alberga nada más y nada menos que la casita del emperador, el Palacio Imperial. Muy lindo, muuuy japonés.

El Dato: El jardín es inmenso y al recorrer encontrás, además de muchos gatos, un montón de actividades al aire libre como picnics, señoras pintando y personas corriendo una maratón. ¿Muy específico no?

Tokyo Chiyoda
El Palacio Imperial en Chiyoda.
Tokyo Chiyoda
El East Garden en Chiyoda.

5 – UENO: LO ÚNICO

Ya se estarán preguntando el por qué. Bueno, sucede que en Ueno (también dentro de Taito, entre Asakusa y Akihabara) existe un parque gigantesco que además de contar con unos cuantos museos, tiene al Ueno Zoo. Sé que los zoológicos no son los mejores lugares para visitar (al menos no desde mi punto de vista con tanto animal encerrado) pero la particularidad de este es que tiene dos pandas gigantes: Lili y Shishi, los moradores permanentes del lugar. Si sos fan de los animales en general, ver a estos osos peludos comiendo bambú es toda una experiencia.

El Dato: Dentro del zoológico hay un monorail genial donde podés ver todo desde arriba, además de acceder a una nueva área del zoológico. Recomendado. ¡Uy! ¡Y también los pandas rojos! Que te apuesto que ni sabías que existían.

Tokyo Ueno
Shin Shin, la panda del Ueno Zoo.
Tokyo Ueno
Panda rojo en el Ueno Zoo <3

6 – MINATO: LO ELITE

Minato ofrece, tanto al simple espectador como al más top bonvivante, diversas opciones en cuanto a vida nocturna y recorridos por el mismo barrio. Con el sector de Roppongi Hills como uno de los más internacionales de toda la ciudad, la zona cuenta con muchos restaurantes y bares para crawlear. Ahí cerquita, también está la famosa Tokyo Tower (los que vieron Sakura Card Captors se acordarán) que es una excelente opción tanto de día como de noche para ver la ciudad desde más de 300 metros de altura.

El Dato: La entrada al observatorio sale alrededor de 900 yenes (unos 9 o 10 dólares) y una vez dentro tenés tiendas de souvenir y cafés para acompañar la vista.

Tokyo Minato
La Tokyo Tower.
Tokyo Minato
Vista hacia el Rainbow Bridge desde la Tokyo Tower.

7 – ODAIBA: LO ENTRETENIDO

La isla artificial Odaiba es definitivamente una de las opciones de entretenimiento turístico más completas de la capital. Frente a la Bahía de Tokyo y conectada al resto de la ciudad por el Rainbow Bridge, es fácil llegar hasta allí con la línea de metro. Una vez dentro, hay de todo; tiendas de outlets, museos históricos, parques de diversiones, la réplica de la Estatua de la Libertad y… un robot Gundam gigante. Sí.

El Dato: Acá está el famoso Museo de Cera de Madame Tussaud’s y si nunca fuiste a uno puede ser divertido porque además de sentarte en la oficina oval con Obama, tenés la oportunidad de payasear junto a importantes celebridades orientales como… Jackie Chan. ¡Ah! Y la costa con el atardecer y el puente es una cosa de locos.

Tokyo Odaiba
Gundam gigante, Diver City Tokyo en Odaiba.
Tokyo Odaiba
Rainbow Bridge desde Odaiba.

8 – TOKYO DISNEYLAND: LO INTERNACIONAL

Si sos del tipo que ama Disney con toda su alma, esta es tu parada. Llegar allí es facilísimo ya que tenés al menos 10 líneas de metro que van hasta el parque. Con las mismas atracciones de cualquier otro complejo a nivel mundial, lo que hace que esta visita verdaderamente valga la pena es ver a todos los japoneses (sin rango de edad, desde bebés en carritos hasta viejitos con bastón) empapelados de pies a cabeza con merchandising de algún personaje de Disney.

El Dato: Comprar el fast pass para las atracciones principales (o en su defecto, las que más te gusten) a no ser que tu hobby sea formar filas eternas en lugares relativamente exóticos y lejanos a tu tierra natal.

tokyo disney
Tokyo Disney!
Tokyo Disney
El Pato Donald disfrazado de Señora Japonesa.

Hasta la próxima.

4 Comments

  1. Reply
    José Tomás

    Me encantó el post, además, me parece útil porque sentí como si estuvieses tomando terere al lado mío diciéndome como se siente y que esperar en cada zona de Tokyo. Vamos para allá en 20 días y claro que voy a reabrir esta página para ver a qué le doy prioridad. Un “Maid Café” esta asegurado en la lista!!!

    1. Reply
      chinchillaudaz Post author

      Qué genial!!! No dudes en contactarnos para más info! Gracias por la buena onda y muy pero muy feliz viaje!

Leave Your Comment